ILUSIONES

 

 

 

En el trinar de una canción

Te conocí,

Y la dulzura de tu voz

Me estremeció.

Tu juventud, con su sonar de cascabel

Supo tornar lo que hace poco se alejó.

 

Quise brindarme a aquel, tu amor

Con ansia y fe

Primer ensueño de una juventud,

Tu voz, me dijo:

La pureza de mi ser, te entregaré,

Porque en mi vida y en mi sangre

Ya estás tú.

 

Pero, las doradas ilusiones

Se han alejado para siempre de mi alma,

Sería muy cruel el apagar,

Tu fiebre de aletear, al cielo

Buscando un sol.

 

Recios vendavales me arrojaron

Hacia las playas del sufrir y el desengaño,

Por eso entonces, mi dolor

No debe profanar,

El templo de tu ilusión.

 

Letra : Gerardo Adroher

Música : Jorge Cardozo

 

Grabado por la orquesta de Donato Racciatti con la voz de Nina Miranda.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal