ENRIQUE DELFINO

 

 

 

Con un pincel de melodías

Pintaste notas de dolor y amor,

Y en el teclado de tu piano

Tu alma entera las grabó.

 

Al corazón de Buenos Aires

Mojó tu lluvia de canciones,

Pues cada tango reflejaba

La emoción de tu ciudad,

Por eso nos embriaga tu cantar.

 

Escuchando tu “Griseta”

Surge un recuerdo feliz,

Pues al son de sus compases

Su cariño conseguí.

Esthercita se llamaba

Y en un tango... vos... Delfino

Dulcemente le cantabas...

Esthercita...

La he perdido para siempre,

Y hoy tu tango nuevamente

Tristemente, trae su voz.

 

Letra : Oscar Rubens  (Oscar Rubistein)

Música : Roberto Nievas Blanco  (Roberto Higinio Nievas)

 

Grabado por la orquesta de Miguel Caló con la voz de Raúl Iriarte.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal