DE MILONGA

 

 

 

Hoy saco en la milonga, patente de porteño,
Con gel en los piolines y de elegante sport.
Taconearé un espacio de tango y de misterio,
Navegaré la noche al son de un bandoneón.

Pondrá rumbo a unos ojos, mi asalto a guiño armado,
Abrazaré algún talle buscando naufragar,
A orillas de una pista, en el alucinado
Placer de andar la misma frecuencia emocional.

Tango...
Porque un sueño a contramano,
Te inventó en los arrabales
Y te trajo a la ciudad...
Entre armónicos abrazos,
De percantas y gaviones
La emoción voy a tensar.

Tango...
Con dos alas en los timbos,
Gamba a gamba, zurdo a zurdo
Pulsación a pulsación,
Voy a ser cafishio, taura,
O el bacán de pinta brava
Que flechó a Madame Ivonne.

Y viviré el suspenso del quite y del abrazo
Forjando cuerpo a cuerpo la guerra y el amor,
Y hacia el final del rito, cuando se corte el lazo
Sensual del dos por cuatro, me iré sin un adiós.

Con vos habré emprendido un vuelo a las galaxias
De Troilo y de Piazzolla, con paso transgresor.
Saldré de madrugada, copado de fantasmas
Canyengues, con un silbo, bardeando el corazón.

Letra : Martina Iñiguez  (Martina M. Iñiguez  de Monreal)

Música : Juan Antonio Morteo

 

 

AtrásMenú Principal