Y NO ME DIGAS NO

 

 

 

¡No me digas no!
Déjame soñar,
Déjame soñar
Mi suerte loca.
Siento que este amor
Que me sofoca,
La cárcel de tu boca
Lo quiere aprisionar.
 
¡No me digas no!
Piensa que por ti,
Arde este volcán
Aquí en mi pecho.
Deja que me queme
En esta hoguera,
Buscando en tus ojeras
Un milagro nada más.
 
¡Será tu piel!,
Será tu piel de seda y miel.
¡Será tu voz!,
Será tu voz que me embrujó.
Será tal vez, yo no sé,
El sortilegio de tu boca
Siempre en flor,
Y esta angustia, que en mis venas,
Es infierno y es condena,
Fuego lento, abrasador.
 
Martirio cruel de gritar
Que me enloquece,
Tu fragancia, tu calor
Sin pensar en mi delirio.
Que mi sueño es como un lirio
Sufre y muere por tu amor.
¡No me digas no!,
Déjame soñar...
¡Déjame soñar y nada más!

 

Letra : Carlos Waiss

Música : Héctor Varela  (Salustiano Paco Varela)

 

 

A “Letras”    A “Autor”    Menú Principal