TENÍA QUE SUCEDER

 

 

 

No me digas la buenaventura

Gitana, pa´ qué,

Dejame que la vida me lleve

De golpe, a sorpresas, como la de ayer.

Yo soy hombre que está en el camino

Que acepta el destino como quiera ser,

Si no lloro lo ya sucedido

Más de lo perdido, no puedo perder.

 

Yo no hice más que querer

Y mi querer defendí,

Tenía que suceder

Porque estaba escrito así.

Sangre no quise verter

Mas no lo pude evitar,

Mis manos no has de leer

Ya no las puedo mostrar.

 

Yo le dije: “No quiero en tu reja

mi sombra arribar”.

Pero fue mi palabra en el viento

La nota en el aire que vibra y se va.

Porque anoche rondaba la sombra

Y al hombre rondaba, la fatalidad,

No me digas la buenaventura

Mi suerte futura, lo mismo me da.

 

Letra : Julio Camilloni

Música : Arturo Gallucci  (Arturo Hércules Gallucci)                     

 

Grabado por la orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Mario Pomar.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

A “Letras”   A “Autor”    Menú Principal