TAXI MÍO

 

 

 

Yira que te yira, a través de la ciudad,

Este taxi mío es un mundo en libertad,

Mundo que de tanto en tanto habita

El apuro de llegar a alguna cita.

Cada pasajero que consigo levantar

Es un libro extraño que yo aprendo a deletrear,

Seres con su cielo y con su infierno

Con sus ganas de reír o de llorar.

 

Taxi libre, ya lo sé:

Al banco Provincial, que hoy vence el pagaré.

Taxi libre, ya lo sé:

Volando al hospital que viene ya el bebé.

Taxi libre, ya lo sé:

A la General Paz, conozco ya ese hotel.

Taxi libre para usted

Y usted nunca sabrá, que yo también lo sé.

 

Yira que te yira, por la piel de la ciudad

Este taxi mío, me ha contado la verdad,

La ciudad es la selva que te ignora

Que te seca el corazón y lo devora.

Selva de cemento con semáforos en flor

Jungla que atraviesan diez mil ríos de sudor,

Y una fauna triste que mastica

Su costumbre de vivir o de morir.

 

Y en mitad de este fragor

Que toda la ciudad, me hierve alrededor,

Yo en mi propio corazón

Recorro otra ciudad llamada soledad.

En qué esquina encontraré

Los sueños que perdí o acaso que maté.

Taxi libre y ya lo ve,

Yo estoy en la ciudad tan solo o más que usted.

 

Letra : Rodolfo Manuel Taboada

Música : Carlos Rodolfo Taboada

 

Grabado por Juan Carlos Granelli con acompañamiento de orquesta.

 

 

AtrásMenú Principal