PATRIA MÍA

 

 

 

Que los ángeles del cielo
Te hagan coro con sus dianas,
Y que rían las campanas para ti...
Por el canto de esa madre
Que en la cuna mece el alma,
Por tu gloria, dulce Patria en que nací...
Son tus noches soñadoras
Como la luna campesina,
Tus estrellas, como lámparas de amor...
Y en la reja más florida
De tus pampas argentinas,
Dejó el alma, Santos Vega el payador.
 
¡Patria mía!
¡Dios te salve!,
Eres criolla que doma los tiempos,
Sobre potros de crines al viento
Que galopan más libres que el ave...
¡Patria mía!
¡Dios te salve!,
En los brazos del ser que más quiero,
Hoy levanto mi nido de hornero
A la sombra inmortal de tu ombú...
Mientras grita mi pecho altanero:
“Por mi pueblo argentino... ¡Salud!”
 

En un rancho de dos aguas
A la orilla de un arroyo,
Allí vierten mis amores, su canción.
Entre blancas mariposas
Rosas, nardos y pimpollos,
Yo la beso desde el alba a la oración.
Tempranito nos despierta
Con su rayo el sol de enero,
O el mugido de algún toro montaraz...
Y en mi rancho de dos aguas
Soy feliz bajo el alero,
Porque en esta Patria mía... ¡Tengo paz!

 

Letra : Héctor Marcó  (Héctor Domingo Marcolongo)

Música : Pedro Láurenz  (Pedro Blanco)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal