IGUAL QUE DIOS

 

 

 

Creí morir, por la traición
Debí matar o  perdonar,
Entre matarla o perdonarla, me alejé
Después la lloré sin consuelo.
Así viví, muriéndome
Sin comprender, por qué viví,
Y en el milagro de otra voz
Encontré la fe, de mi salvación.
 
Fue mi resurrección, tu voz
Y el milagro fue, de Dios,
En el milagro encontré, tu amor
Y en tu fe, mi salvación.
Y tú... santa como Él
Te das, sin pedirme nada más
Que la limosna de creer en ti,
Y yo me arranco el corazón
Para dártelo...
Igual que Dios.
 
Bendita tú, bendito Dios
Por este amor para los dos,
Entre mis sombras, levantaste, con tu luz
La fe de un amor verdadero.
Quedé sin voz, para rezar
Sin fuerza ya, para llorar,
Pero el milagro fue de Dios y llegó
Tu voz y mi salvación.

 

Letra : José Rótulo

Música : Antonio Rodio

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Oscar Larroca.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal