HUERFANITA

 

 

 

Huerfanita te quedaste, sin amparo y sin hogar
Sin el amor de una madre, sin un pedazo de pan,
Y mendigando cariño, en la calle caminaste
Sin entrever la maldad, siempre trémula imploraste.
 
Nadie escucha tus palabras, ni atiende a tus razones
Y a nadie preocupa toda tu triste ilusión,
En tu experiencia tan pobre, no llegaste a comprender
Que el paria en este mundo, jamás llega a conmover.
 
Madre por que me dejaste
Sumida en penas y llantos,
Sabiendo que sufro tanto
Y sola quedo en el mundo.
A tu cariño profundo
Nunca podré disfrutar,
Y estoy triste y abatida
De tanto y tanto penar.
 
Dolorida ya los pies y cansada ´e mendigar
Hasta el nombre de la madre, ha llegado a invocar, 
Todo el mundo a sus súplicas, indiferente pasaba
Y la infeliz pordiosera ya ni siquiera miraba.
 
En voz baja y lastimera, una limosna pedía
Y su mano se extendía como implorando un favor,
Ni un alma caritativa, de ella se conmovió
Y en la puerta de un hospicio, pobrecita, se encontró.

 

Letra : Alcira de Zapata  (Ramona Alcira Leguizamón Wendt)

Música : Diego Centeno  (Diego José Centeno)

 

Grabado por Agustín Magaldi con acompañamiento de guitarras.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal