CUANDO EL INDIO AMA

(canción)

 

 

Suena triste, tamboril, como mi pena

Y consuela al pobre indio en su tortura,

Tú que sabes que en mi vida es cruel cadena

Acompáñame esta noche en mi amargura.

No me pidas que te olvide, vida mía

Ni me pidas que te deje de amar tanto,

Pídeme la vida y yo, con alegría

Rodaré de la alta cumbre en el barranco.

 

Me volví a Tucumán, tras del sendero

Cuántas veces yo pasé, mi amor, cantando,

Valles y cerros quienes saben que yo te quiero

Que te digan si no vivo en ti pensando.

Si pudiera yo dejar de amarte tanto,

Si tuviera la esperanza de olvidarte,

Si el cariño da tan sólo amargo llanto

Yo no sé por qué te adoro en vez de odiarte.

Chicha, aloja, pues pa´ qué, si no han de darme

El olvido de tu amor que yo no quiero,

Flecha, rayo, muerte, ¿Quién ha de quitarme?

Esta pena que me mata y yo venero.

 

Oro, piedra, plata y luz, yo te daría,

Si quieres, también el sol pondré en tus manos,

Por ti los ojos, mi vida, me arrancaría

O este corazón que te ama, pero en vano...

Pero en vano... ¡Muere de amor!...

 

Letra : Yaraví  (Ítalo Silvestre Gianetti) y Hugo Gutiérrez

Música : Eduardo Pereyra  (Eduardo Gregorio Pereyra, el “Chon”)

 

Grabado por Ignacio Corsini con acompañamiento de guitarras.

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal