TORMENTA DE AMOR

 

 

 

He visto tus ojos cargados de rabia

Qué lindo ese odio, sincero y leal,

En tanto agonizas, perdiendo la calma

Gritándome: “Odioso, no te quiero más”

Adrede provoco tu llanto y tu celo

Me agrada que a veces te ciegue el rencor,

Vení, no seas sonsa, dejá ese pañuelo

Aquí, entre mis brazos, estarás mejor.

 

Mirame, mirame a los ojos

Verás que tu enojo, no tiene razón,

Hablame, que en tu boca fresca

Comience la fiesta de mi corazón.

Besame, besame te ruego

En mi boca hay fuego, que quiero apagar,

Tu llanto, tu rabia y tu celo

Son nubes de un cielo que empieza a aclarar.

 

Después que las nubes, de un cielo empañado

Se alejan, parece más nítido el sol,

Así, entre nosotros, después que peleamos

Los besos de siempre, tienen más calor.

Por eso provoco tu llanto y tu celo

En una traviesa tormenta de amor,

Vení, no seas sonsa, dejá ese pañuelo

Aquí, entre mis brazos, estarás mejor.

 

Letra : Ernesto Cardenal

Música : Américo Viglione

 

Grabado por Héctor Mauré con acompañamiento de guitarras. (toma radial)

 

(letra obtenida de la grabación)

 

 

AtrásMenú Principal