¡ LARGALO !

 

 

 

Taconeando por las calles suburbanas

Vas ufana, muchachita,

En tu porte va temblando un tango

Y en tus ojos va brillando el sol.

Es por eso que la barra de la esquina

¡Figulina!, Te abre paso,

Y un desgranar risueño de piropos

Deja caer, para decirte: “Adiós”...

 

Sin embargo ¡Quién diría!

Tan altiva y desdeñosa,

Cómo sos de cariñosa

Con ese garabo que te habla de amor.

¡Hay que ver cómo te engrupe!

Y te bate fantasías,

Quién sabe qué fulerías

Te viene ocultando, su mal corazón.

 

No le lleves la corriente que es un vivo

Te lo digo pa´ avisarte,

Te conviene porque para amarte

No hace falta ponerse a charlar.

Él nos bate que te tiene dominada

¡Qué cachada!, te hace el coso,

Yo como vos, sin grupo lo largaba

Y a otro bacán más rana, hacía tallar...

 

Letra y música : Julio César Alberto Sanders

 

Grabado por Virginia Vera con el acompañamiento de la orquesta de Alberto Castellano. (1930)

 

 

AtrásMenú Principal