LA GALARCITA

 

 

 

Nació en Palermo, la rubiecita

Era bonita como una flor.

Y la llamaban “La Galarcita

En aquel barrio, con gran amor.

Sus ojos verdes brindaban gloria

La dulce gloria de una emoción,

Todos la llevan en la memoria

Porque fue reina de la ilusión.

 

Tuvo en su vida un sublime querer

Un sueño de bonanza.

Quiso con el alma, con ternura

Con la dulce fe de su esperanza.

Y en aquel cariño, todo lleno de bondad

Mostró sus sentimientos.

Nadie pudo amar con tal fervor,

Qué noble y puro fue su amor.

 

La Galarcita ya se nos fue,

Triste quedó Palermo sin su flor.

Sin el calor de sus canciones

¿Quién olvidarla podrá, Señor?

Pobre recuerdo blanco de un querer

De un gran querer, lleno de sol.

 

Letra : A. Timarni  (Antonio Polito)

Música : Mauricio Guariglia

 

 

AtrásMenú Principal