EMBRUJADO

 

 

 

Yo no sé qué embrujo, aprisionó mi vida
Al remolino, de su corazón,
A arrastrar, el alma enceguecida
Hacia el abismo, de la sinrazón.
Me quemo, en una ardiente hoguera
Donde el amor, se inmola en sacrificio,
Porque en su propio mal, es vicio
Está mi perdición.
 
¡Su sangre!
Con mi sangre se encadena,
En la pasión
De un loco torbellino.
Furia brutal de un vendaval
Que desató el destino,
Girando sin cesar,
Será mi suerte
Para en la muerte, acabar.
 
Como castigo, que llevarlo tengo
Junto a mi vida, siempre quedará,
Este martirio de tu amor, que vengo
Sufriendo, toda una eternidad.
Estoy perdido ya en mi suerte
No encuentro más el rumbo del camino,
Estoy marcado, en mi destino
Sin tener ya salvación.

 

Letra : Carlos Marín  (Carlos Manuel Marín)

Música : Fina Maldonado  (María Josefina Maldonado)

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Julián Rosales.

 

 

AtrásMenú Principal