COLOMBINA

(Teresita)

 

 

Sollozaron con pena los violines

Silenciando la alegre mascarada,

Y por rival, en brazos estrechada

Bailabas, Colombina, en el salón.

Yo sentía la garra de los celos

Destrozar sin piedad, mi pobre pecho,

Y en la noche, cual un altar deshecho

Hundido en la angustia, quedó mi corazón.

 

Colombina...

Me consume la tristeza,

Al pensar que tu belleza

Se ríe de mi dolor.

Colombina...

Las cuerdas de mi guitarra,

Las ha enlutado la garra,

Que guardás arteramente

En tu frío corazón.

 

Solamente tu risa se escuchaba

Cual una flauta de cristal, divina,

Y reía la bella Colombina

En mi altiva amargura de Pierrot.

Y sintiendo que el Polo de mi alma

Un Ecuador de amores escondía,

Lloré mucho, tal vez porque bullía

En mis venas, el fuego del champán.

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Julio y Francisco De Caro

 

Grabado por el quinteto de Ramiro Gallo con la voz de Osvaldo Peredo.

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal