LLANTO DE MADRE

 

 

 

 

En una noche serena 
De melancólica calma,
Noche de esas, en que el alma
Parece llorar de pena.
 
Una voz de angustia llena
Canta triste y dolorida,
Y no la aqueja la herida
De ningún pesar de amor;
Ni es la traición ni el dolor
Lo que entristece su vida.
 
No llora esperanzas muertas
Porque nunca les dio abrigo,
El amor fue un enemigo 
Que jamás le abrió las puertas;
Sus horas fueron inciertas
Pero eso no la apena.
 
Lo que se oye en la serena
Y diáfana noche en calma,
Es el sollozo del alma
De una madre santa y buena...

 

Letra : Enrique Pedro Maroni

Música : Antonio Domingo Podestá

 

Grabado por Ignacio Corsini con guitarras. (sello Odeón, el 20-03-1931)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal