LA NOSTALGIA DEL TANGO

 

 

 

 

Te ausentaste, galleguita, de mi lado
Y a tu patria retornaste, sin pensar,
Que dejabas en el Plata un pecho amante,
Que en ningún instante
Te dejó de amar.
Por tu España fue mi amor sacrificado
Y te fuiste, sin poderte acompañar,
Mas, ¡Pensá que dejaste aquí un porteño,
que nunca su ensueño
podrá ya olvidar!
 
Cuando escuches las notas de un tango
Aunque lejos te encuentres de aquí,
Yo sé bien, galleguita, de veras,
Que aunque vos no quieras
Te acordarás de mí.
La nostalgia del tango te obliga
El recuerdo del tiempo evocar,
Que en mis brazos sentías, amante,
Feliz y anhelante
Los goces de amar.
 
Por tu ausencia, galleguita, estoy enfermo
De tristeza, de nostalgia y de dolor,
Pues parece que aun tus frases amorosas,
Flotan, vaporosas
A mi alrededor.
Yo no olvido aquellas noches de Palermo
Que a los dos nos embriagaban de placer,
¡Y jurando que me amabas ciegamente,
fundías vehemente
tu ser en mi ser!

 

Letra : Llurba  (Rossend Llurba i Tost)

Música : Rosado

 

 

AtrásMenú Principal