IDILIO GAUCHO

(vals)

 

 

 

Un nido entre las ramas, de un sauce somnoliento
Las notas de una alondra, la queja de un zorzal,
El eco de un murmullo, que vaga con el viento,
Llevando suave en alas y brisa matinal.
 
Un rancho casi oculto, de pobre, humilde alero
Perdido entre las ramas, de madreselva en flor,
Un flete de crin larga, tostado parejero
Y en medio de ese cuadro, la voz de un buen cantor.
 
Llorosa, gemidora,
Nacida en un lamento,
La voz doliente entona
Tristísima canción;
Solloza la guitarra
Vibrando la bordona,
Y en un preludio triste
Modula una oración.
 
El rumbo de unos pasos, marcados con cautela
Dejan oír crujidos de enaguas y percal,
Dos ojos deslumbrantes que hieren y desvelan
La grana de dos labios más rojos que el coral.
 
Y después, como un murmullo, de voz que amante implora
Dos frentes que se juntan con fuego de rubor,
Y un beso prolongado, cual nota gemidora
Suspiro de dos almas, nacidas al amor.

 

Letra y música : Luis Alberto Castagno

 

Grabado por Agustín Magaldi con guitarras. (sello Brunswick entre 1929 – 1932)

 

 

AtrásMenú Principal