EL TREN DE LAS ONCE

 

 

 

La furia del viento doblega mi vida
Y agranda la herida  de mi desazón,
La lluvia me azota junto a las barreras
Es larga la espera, fugaz la ilusión...
El tren de las once, se acerca jadeante
Cruzando al instante, sembrando pavor,
Los ojos de sangre del último coche
Lloraron la noche de mi dolor...
 
Un día lejano 
Se fue mi esperanza,
Las luces del centro
Imán de locuras,
Llevaron sus ansias
Por mil desventuras.
Tal vez una noche 
Detenga su marcha,
El tren de las once
Y vuelva mi amor...
 
La luna se empolva con luces de estrellas
Plateando las huellas del ferrocarril,
La brisa aromada susurra canciones
Brindando emociones de encanto sutil...
El tren de las once, por fin se detiene
Es ella que viene, buscando el perdón,
Silencio en las almas, brotar de esperanzas
Dos almas que avanzan y una ilusión... 

 

Letra y música : Horacio Susena

 

Grabado por la orquesta de Juan D´Arienzo con la voz de Armando Laborde.

 

 

AtrásMenú Principal