ECHE MÁS CAÑA, PATRÓN

 

 

 

En un cafetín mistongo, que existe allá por La Boca
Donde la suerte más loca, cual terrible vendaval,
Arroja para su mal, las vidas cual un despojo
Donde no existe un sonrojo de vergüenza, ni hay bondad.
Donde impera la maldad como su dueña y señora
Donde una pena se añora, carcomiéndolos el mal,
En ese triste arrabal, tan pobre y desamparado
Escuché muy apenado el gemir de un corazón.
 
Patrón, sirva mucha caña
Para olvidar a la ingrata,
Sirva caña que ella mata
Las penas del corazón.
Sirva más caña patrón
Que borracho he de olvidar,
Lo inmenso de mi penar...
¡Por favor, sirva patrón!
 
Beban muchachos y olviden
Las penas del corazón,
Beban conmigo que quiero
Olvidar una traición.
La ingrata se fue con otro
Dejándome abandonado,
Beban caña, mucha caña
Haciendo al amor a un lado.
 
Y en ese café mistongo, lleno de gente borracha
Me enteré que una muchacha, su gran amor olvidó,
Y al borracho abandonó, por el amor de un cualquiera
Cortando así la quimera, de su tierna vida en flor.
Y ahondando fue tal dolor, que convirtióse aquel hombre
En un despojo sin nombre, maltrecho y abandonao,
A la bebida entregao, con el ansia de olvidar
A quien no supo pagar, lo inmenso de su pasión.

 

Letra : Roberto Torres

Música : Juan Miguel Rodríguez

 

 

AtrásMenú Principal