CUÍDAME A MI MADRE

 

 

 

Señor que todo puedes
Si es justa tu bondad,
Si cuando Tú lo quieres
Previenes padeceres,
Y apartas a los buenos
De toda adversidad.
¡Escúchame este ruego!
¡Ayúdame a confiar!,
Y muéstrame que es cierto
Que Tú eres justo y bueno,
Para que yo no pueda
Dudar de tu piedad.
 
¡Cuídame a mi madre!
Que nada le pase,
Y alarga sus horas de felicidad.
¡Haz que yo sea bueno!
Que nunca, ni en sueños,
Pueda hacerle nada, que la haga llorar.
Ella está en la idea
Que del Cielo tengo,
Y acaso, en mi credo
También es un Dios...
¡Te la recomiendo!, y si algo le pasa
Yo, de tu justicia, dudaré, Señor.
 
No sé si es un milagro
Lo que pidiendo estoy,
Tan sólo yo comprendo
Que a tu justicia apelo,
Porque ella se ha ganado
Por buena, tu atención.
Y aún cuando, por ser madre
Llevada por su amor,
Un día, por salvarme
De Ti pueda olvidarse,
Merece como nadie
Tu consideración.

 

Letra : Carlos Bahr  (Carlos Andrés Bahr)

Música : Raúl Bruno

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal