CIUDAD QUE NO SE VE

 

 

 

En una tarde de lluvia
Tímido sol ya se asoma,
Sobre los muros del Prado
Perros que firman sus obras.
Y en el trajín del venir,
Y del ir, del volver...
Solitario castigo.
En los paseos que doy,
Sin final, sólo yo...
Me he encontrado contigo.
 
No tiene el día triste
Tesoro que esconderme,
Pues son sus ojos grises
Las perlas que busqué.
Sirena que a lo lejos
Anuncias la partida,
Celosa de los besos
Ciudad que no se ve.
 
En una tarde de lluvia
Miro la calle muy sola,
Desde la alcoba caliente
Dulce pasar de las horas.
Y un peatón se dobló,
Se tendió, blasfemó...
Nadie había por suerte.
Para mí solo reí,
Tan fugaz colisión...
En la acera de enfrente.
 
Coda:
Hueca mirada, desdén...

 

Letra : José González Zabaleta

Música : Osvaldo Larrea

 

 

AtrásMenú Principal