CIUDÁ MÍA

(1975)

 

 

Chispeo a los manuses que parlan de la cheno
Con parolas rodadas sobre un remoto estaño,
Y quisiera arrancarles la ciudá que me afanan
Con un golpe de furca, camuflao de nostalgia.
Ya me esgunfian los chantas, me estufan la pesada,
Las grelas que patinan, el cobani, el deschave,
El arbolito, el lápiz, los curros y los garfios...
Mi ciudá no es el yeite de vovis fracasados.
 
Donde acaban las noches
Mi ciudá tiene días,
Con logis enyugados
Por la porca miseria.
Todavía hay purretes
Pateando en el potrero,
Y sé de un limpio afile
Que apuntala mi esquina.
 
Más allá de la yeca y el turbio aguantadero,
Del otro lao del feca, la timba y la milonga,
Clarean delantales los bancos de la escuela
Y hay cunas en que el tango, se hace canción de cuna.
¡Qué manyan, Buenos Aires, los lisos de la noche!
Que sólo te najusan por el cristal de un vaso,
Ciudá que me trajinan en mesas de tintiyo,
¡Pobre Reina del Plata rebajada al estaño!

 

Letra : José Gobello

Música : Roberto Selles  (Raúl Roberto Selles)

 

 

AtrásMenú Principal