CARNE Y UÑA

 

 

 

Soy el mismo que ayer,
Bebiendo en un bar
Muy solo y muy triste...
Fue de madrugada
Y tú apareciste...
“Sentate conmigo,
seamos amigos
y bebe este ron...”
- Yo te dije - y te quedaste
Y me contaste tu novelón...
 
Y salimos los dos
Sin rumbo... sin sueño...
Contándonos cosas.
Y el amor, nuestras vidas unió
Y la vida después nos cambió,
Y por sendas opuestas tú y yo
Nos abrimos... y todo acabó.
Y hoy, te encuentro de nuevo en el bar
Como ayer, hay dos copas de ron,
Y unas lágrimas hacen brotar
El ayer y el alcohol...
 
Aquel encuentro de dos duendes de amor
Ya perdidos en la bruma de ayer,
Fue volver a recordar lo que se fue
Por la ciudad sin sueño...
Fue broma absurda de la vida, tal vez
Esta cita fantasmal de los dos,
En un bar, de un bulevar,
De otro país. Quizás es el amor...

 

Letra : Enrique Cadícamo  (Domingo Enrique Cadícamo)

Música : Juan Carlos Cobián

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal