CARIÑO GAUCHO

 

 

 

Montó su parejero y al galope cortón
Se dirigió hacia el rancho de su bella ilusión,
Terciada a sus espaldas llevaba con honor
Su armónica guitarra de humilde trovador.
Al rancho de su amada el trovero llegó
Y sigilosamente de su flete se apió,
Luego con voz divina, con lírica pasión
Desfloraron sus labios esta tierna canción:
 
“Tú eres, mi bien, la reina de mi corazón
La musa fiel de mi trova de amor,
Con tu querer vive dichoso el trovador
Que para ti entona, esta canción.
Tus ojos son, luceros que con luz de amor
Alumbra el cielo y mi vida de cantor,
Te adoraré con penas de mi corazón
Hasta morir con ciega adoración”.
 
Al terminar el canto, el joven trovador
Terció a sus espaldas su lira de cantor,
Y al ver que de su rancho, su prenda apareció
Gozaba de alegría su gaucho corazón.
Se aprosimó a su amada henchido de emoción
La acomodó en sus brazos pletórico de amor,
Luego, en un fuerte abrazo se confunden los dos
Y el chasquido de un beso en la noche se oyó.
 

Letra : José A. Garabelli

Música : Gregorio Policastro

 

Grabado por Agustín Magaldi con guitarras. (sello Brunswick entre 1929 – 1932)

 

 

AtrásMenú Principal