CANTINEANDO

 

 

 

Noche a noche con la viola bajo el brazo
Los dos juntos, como un sólo corazón,
Tranco a tranco voy rumbeando a la cantina
A brindarles lo mejor de mi canción.
Entre el vino y entre el humo van quedando
De mi vida de bohemio y de cantor,
Los recuerdos de ilusiones ya pasadas
Que se han muerto porque el tiempo las borró.
 
Cantina...
Ya sos parte de mi vida,
Y en mi carne estás metida
Como un tango dormilón.
Muchachos...
Que mis versos escucharon,
Y una lágrima aflojaron
Al recuerdo de un amor.
Calaveras...
Siempre hacen la partida,
Para ganarme la vida
De bohemio y de cantor.
 
Con revistas y golosinas voy llegando
Para darles un alegre despertar,
Y cuando abran sus ojitos de mañana
Se pregunten: me lo trajo mi papá?
Y a mi buena compañera de la vida
Sólo un beso de regalo puedo dar,
Y a mi vieja, he de darle la alegría
De saber que ya llegué de cantinear.

 

Letra : Santiago Simón Saavedra

Música : Juan Carlos Miranda  (Rafael Miguel Sciarra)

 

 

AtrásMenú Principal