CAMPANELLI

 

 

 

Después de tristes quebrantos
Como una racha bendita,
Llegó la grata noticia
Glorificando el afán.
Ese afán que de repente
Hizo que sin sacrificio,
Se trocara en beneficio
El anhelo de Duggan...
 
Y, Campanelli
Por todo el mundo,
El arte tuyo
Se propagó;
La noble enseña
Junto a tu alma,
Fue llamarada
Que iluminó.
 
Honra a los colores patrios
Con esta gloria infinita,
Y la aviación argentina
Tiene ya su pedestal.
Mecánico inteligente
Rey de los aires, bendito,
La gloria vino contigo
Con Olivero y Duggan...
 
Dedicado a los aviadores Olivero, Duggan y Campanelli.

 

Letra : Silverio Manco

Música : Margarita S. Gasquet

 

 

AtrásMenú Principal