CABECITA DESCOCADA

 

 

 

 

 

¡Lloras!,
Y es que estás arrepentida,
No se juega con la vida
Ni se mata una ilusión.
¡Lloras!,
Que en cien noches de quebranto,
Aprendí a llorarte tanto
Que está muerto el corazón.
 
¡Vienes!,
Con la angustia retratada,
Con el alma destrozada
Para hablarme de tu amor.
¡Sabes!,
Cabecita descocada,
Que sin ti, ya no soy nada
Y que tienes mi perdón.
 
¡Lloras!,
Y es que estás arrepentida,
Por la sal por ti vertida
Que me llena de dolor.
¡Lloras!
Que en cien noches de quebranto,
Aprendí a llorarte tanto
Que está muerto el corazón.

 

Letra : Marvil  (Elizardo Martínez Vila)

Música : Luis de Olivel  (Luis Alberto Olivella)

 

Grabado por la orquesta de Alfredo De Ángelis con la voz de Rubén Linares. (1982)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal