QUEJA MELODIOSA

 

 

 

 

 

Solloza la guitarra, angustias del pasado,
Recuerdos de alegrías que el tiempo ya borró,
Visiones de una amada, que en el alma ha dejado
Grabada para siempre, la huella de su amor.
Oyendo su lamento, el barrio se entristece
Y es como una pena que rompe el corazón,
Oír de su bordona la queja melodiosa
Que dice, dolorosa, al son de tu canción.
 
¡Mujer!
Por defender el honor.
¡Mujer!
Yo no pude perdonar,
Y en tu pecho el facón
Con crueldad yo enterré.
Pensando matarte
Y matarme también,
Llevando a la tumba
Aquella infame traición.
¡Mujer!
De tu cariño el calor.
¡Mujer!
Para siempre se apagó.
 
Recuerdo que una noche, la luna silenciosa
Iluminaba apenas, su cara angelical,
Acercóse a mi lado, tan bella y armoniosa
Que parecía una diosa de cuerpo escultural.
No dijo una palabra, sus ojos claramente
Dictaron la sentencia que nos mató a los dos,
Y desde entonces llevo, grabada eternamente
La pena que en mi alma pa´ siempre se clavó.

 

Letra : Nolo López (Manuel López)  y Osvaldo Cruz Montenegro  (Marcelo Güiraldes)

Música : José María Rizzuti

 

Grabado por la Orquesta Típica Víctor cantando el estribillo Ernesto Famá. (sello RCA N° 47.403, 20-03-1930)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal