MI DISTINGUIDA PEBETA

 

 

 

 

 

Mi distinguida pebeta
Que la vas de sociedad,
La de los ojos orientes y ardientes
Que todos quieren mirar.
La de los labios sedientos
Que todos quieren besar,
La de amoríos discretos, secretos
Que nadie nunca sabrá.
 
Yo conozco, muñequita
Tus costumbres y tu vida,
A la tarde por Florida
A la noche, soledad.
Como joya en un estuche
Vivís sola en tu pisito,
Sin tener un amorcito
Que te quiera de verdad.
 
Tus vestidos elegantes
Tu perfume, tu belleza,
Disimulan la tristeza
Que te embarga el corazón.
Vos cambiaste los anillos
Por un piso muy flamante,
Un magnifico brillante
Y un tapado de visón.
 
Mi distinguida pebeta
Escuchá, te quiero hablar,
Cambiá tu esplendida vida, aburrida,
Por otra más natural.
Buscate un cuarto barato
Y tu brillante empeñá,
Busca un muchacho modesto y honesto,
Y así otra vida empezá.

 

Letra : Horacio Sanguinetti  (Horacio Basterra)

Música : Juan José Guichandut

 

Grabado por la orquesta de Ángel D´Agostino con la voz de Rubén Cané. (sello RCA, 01-04-1952)

 

 

A “Letras”   A “Autor”   Menú Principal