LA CATEDRÁTICA

(milonga)

 

 

Aunque hay mucha mishiadura
Yo manyo un gran movimiento,
Hay que ver en las carreras
El afano y las palmeras,
El afano y las palmeras
Y de dónde sale el vento.
 
Con catedráticos de ojo
Que abundan como la yapa,
Con el programa en la mano
A todo pobre cristiano,
A todo pobre cristiano
Le dicen: “Tengo una papa”.
 
Es ir a cobrar la plata
Le juro por mi salud,
Es llenarse hasta las botas
Porque es una refijota,
Porque es una refijota
Que la traigo del stud.
 
Juéguele fuerte señor
Mire que es una papusa,
Mire que es una papusa
Y con el mayor descaro
Lo hacen entrar por el aro,
Lo hacen entrar por el aro
Dios te libre, que carpusa.
 
El mismo jockey me dijo:
“Andá sin miedo a jugar,
Que se las voy a dar seca”
Y Mingo es la gran muñeca,
Y Mingo es la gran muñeca
Hay que creer o reventar.
 
Con Domingo Torterolo
Soy camarada y demás,
Soy camarada y demás
Y si al fin se la pilla,
Lo arrastra a la ventanilla,
Lo arrastra a la ventanilla
Hecho el juego, no va más.
 
Largaron, venimos bien,
Ahora verán que papita,
Y aunque sea una macana,
Y en el que el caballo afana,
Y en el que el caballo afana
Y el pato se armó de guita.
 
Y al largarse la carrera,
El caballo viene mal,
El caballo viene mal,
El rana sale piantando,
Y el gil se queda esperando,
Y el gil se queda esperando...
La atropellada final.

 

Letra y música : Francisco Martino

 

Grabada por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarras. (sello Odeón Nº 18.025)

 

 

AtrásMenú Principal