CREPÚSCULO

 

 

 

La tarde es hermana mía
Por su tristeza serena,
Su suave melancolía
Tiene mucho de mi pena.
Vengo de muy lejos
En el gran desierto,
De noche satura abierto
Tiene que querer
Con su querer ponía
Le dicen adiós al día
En el atardecer
 
La tarde se va muriendo
Y mi esperanza con ella,
Y voy llorando y sufriendo
Mis penas y mis querellas
Por eso canto
Cuando se muere el día
Una pena mía

 

Letra : Carlos Keller Sarmiento

Música : Eduardo Bianco  (Eduardo Vicente Bianco)

 

 

AtrásMenú Principal