COMPASIÓN

 

 

 

Perdió el sosiego, la alegre milonguera
Mujer del fango, que inspira compasión,
No ha sido amor lo que él por ti ha sentido
Tan sólo ha sido un poco de piedad.
Por tu desilusión, que notas al instante
Al ver que otra se lleva tu amante,
Aquel pebete sensual y milonguero
Que aprisionó, tu débil corazón.
 
Es muy... muy triste, la cruenta lucha
Que por la vida, vos realizás,
Tu cuerpo enfermo, se va minando
Y al no cuidarlo, te agravarás.
¡Oh!, Pobre paica, solloza en silencio
Yo sé que tu alma está llena de hiel,
Piensas tristona en tu amor perdido
Por un capricho fugaz y fatal.
 
La enfermedad, que traidora se esconde
Te llevará derecho al hospital,
Y cuando en blancas sábanas descanses
Piensa un poquito en ese amor de ayer.
Que alivio será al mal, que roe tu existencia
De tus amores un recuerdo grato,
De aquel pebete sensual y milonguero
Que días de gozo y dicha te ofrendó.

 

Letra : José Di Clemente

Música : Alfonso Lacueva  (Alfonso Ramiro Lacueva)

 

 

AtrásMenú Principal