CELEDONIO

 

 

 

 

 

Celedonio, vos te has ido pero queda tu pasado
Palpitando en la centena de canciones que dejás,
Y tu alma está en la letra de tus tangos inspirados
En la escena turbulenta del suburbio y la ciudad...
Con la pena que tu viaje sin retorno ha provocado,
Porque al irte te llevaste la emoción del arrabal,
Llora el tango como un pibe que quedó desamparado
Y un acento lastimero tiene el canto del Zorzal...
 
“Mano a mano” con el tango fuiste jugando tu vida
Y en un rosario de penas se enredó tu corazón,
Y tu estilo vigoroso con matices sensibleros
Le dio sabor bien porteño, al verso de la canción.  
En “Corrientes y Esmeralda” se refleja tu cariño
Por tu calle preferida de “Muchacho” de arrabal,
Que puso “Calor de Nido” en tu corazón de niño
Y en tu musa, la bohemia persistente y pasional.
 
Negro Flores, cuántas veces por las calles de Palermo
Arboladas y tranquilas alguien detuvo tu andar...
Era Evaristo Carriego con su tristeza de enfermo
Que surgiendo de la noche, te invitaba a conversar...
Pero una vez caminaron, silenciosos, calle arriba,
Arrastrando los recuerdos hasta el rincón celestial,
Y entre abrazos y sollozos con esa barra querida
Te quedaste para siempre, haciendo un tango inmortal. 

 

Letra : Roberto Cassinelli  (Roberto Fernando De Wilde)  y Ángel Di Rosa  (Ángel Enrique Di Rosa)

Música : Roberto Goyeneche  (el “Polaco”)

 

Tango dedicado al “Poeta del arrabal”, el “Negro” Celedonio Esteban Flores.

 

Grabado por Roberto Goyeneche con dos guitarras, en 1948

que sería su primera grabación, pero no salió a la venta.

 

 

AtrásMenú Principal